Preguntas Frecuentes a la Hora de Reclamar un Pagaré.

En la siguiente entrada de nuestro blog vamos a responder a algunas de las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes a la hora de comenzar un juicio de reclamación de pagarés.

¿CUÁNDO PRESCRIBEN LAS ACCIONES PARA RECLAMAR UN PAGARÉ?

Dependiendo de a quien vayamos a reclamar el tiempo de prescripción cambia:

  1. Las acciones para reclamar contra el aceptante prescriben a los tres años, contados desde la fecha del vencimiento.
  2. El podrá reclamar el pago judicialmente contra los endosantes y contra el librador en el plazo de un año, contado desde la fecha del protesto o declaración equivalente, realizados en tiempo hábil, o de la fecha del vencimiento en las letras con cláusula «sin gastos».
  3. Por su parte podrán reclamar los endosantes contra los otros y contra el librador en el plazo de seis meses a partir de la fecha en que el endosante hubiere pagado la letra, o de la fecha en que se le hubiere dado traslado de la demanda interpuesta contra él.

¿PODEMOS INTERRUMPIR LOS PLAZOS DE PRESCRIPCIÓN?

En derecho interrumpir la prescripción significa que el plazo previsto para la prescripción vuelve a contarse de nuevo, es decir, si tengo un año para reclamar, si mando un burofax al contrario, tendré otro año para reclamar la deuda a contar desde el día que recibió el burofax y así sucesivamente.

Por lo tanto, como se puede deducir del párrafo anterior la respuesta es si, mandando un burofax al deudor podremos interrumpir los plazos de prescripción, pero hay que tener en cuenta que la interrupción de la prescripción sólo surtirá efecto contra aquél respecto del cual se haya efectuado el acto que la interrumpa, es decir, si solamente mandamos un burofax al aceptante no se va a interrumpir el plazo de prescripción con los otros deudores. Por lo que para interrumpir los plazos de prescripción para todos habrá que enviar burofax a todos los intervinientes.

¿QUIÉN SE OBLIGA SI NO APARECE EL SELLO DE LA EMPRESA EN LA FIRMA?

La jurisprudencia ha declarado que no es necesario que se haga constar formalmente que se actúa por poder, orden o en representación de una sociedad, sino que basta con que el representante o administrador de una sociedad o entidad estampe en la antefirma el sello de la misma con datos suficientes para identificarla.

De esta manera se ha fijado la doctrina de que cuando un librador o endosante de un pagaré es una sociedad resulta suficiente para obligar a la sociedad la firma del representante de ella, juntamente con la mención de la estampilla de la razón social en cuya representación actúa aquel.

El incumplimiento del mandato de hacer constar la representación en la antefirma comporta la consecuencia de que el firmante se ve obligado a responder personalmente.

Por lo tanto el firmante de un pagaré quedará obligado en nombre propio si no hace constar el poder o representación con que actúa o, al menos, la mención de la estampilla de la razón social en cuya representación actúa, dado que resulta imposible deducir de las menciones del pagaré que actúa como representante o apoderado de una sociedad o entidad aunque ostente esta condición respecto de una o varias.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE EL JUICIO CAMBIARIO EN EL QUE SE RECLAMARÁ EL PAGARÉ?

El juicio cambiario tiene un carácter privilegiado para el acreedor por cuanto, comprobada judicialmente la corrección formal del título, se produce el requerimiento de pago al deudor y el embargo preventivo de sus bienes. En cuanto a la prueba de la deuda, el propio pagaré sirve como título suficiente para acreditar la deuda.

BENEFICIOS:

  1. REQUERIMIENTO JUDICIAL DE PAGO AL DEUDOR
  2. EMBARGO PREVENTIVO
  3. EL PAGARÉ ACREDITA LA DEUDA.

¿EN JUICIO DEBO PRESENTAR UNA COPIA O EL ORIGINAL?

La ley cambiaria y del cheque establece lo requisitos formales de los pagarés entre los que se encuentra la necesidad de la firma del librador, que lógicamente ha de entenderse la original.

Por tanto debe exigirse que se trate del documento original, en tanto que ése es el que plasma una determinada declaración de voluntad y no necesariamente las copias.

Esto es así pues los documentos cambiarios tienen una especial conceptuación, ya que incorporan la garantía de la deuda y por lo tanto convierten al tenedor (poseedor) del pagaré en el actor legitimado para reclamar su cobro. De ahí la trascendencia de que el documento que se presente sea el original, pues en caso de admitirse copias podríamos encontrar tantos procedimientos ejecutivos cambiarios como copias se presentasen, siempre desconociendo si el original del efecto ha sido endosado a un tercero que sea el legítimo tenedor.

¿QUÉ MOTIVOS PUEDO DAR PARA OPONERME AL PAGO DE UN PAGARÉ?

El deudor cambiario podrá oponer al tenedor del pagaré las excepciones basadas en sus relaciones personales con él. Esto comprende la posibilidad de oponerse al pago, tanto con base en el incumplimiento total del contrato que sirvió de causa para redactar el pagaré, -incluso el pacto de no demandar en el caso de firmas de favor-, como en el incumplimiento parcial y, en su caso, el exceso de la reclamación, cuando:

1) El título se creó como instrumento de ejecución de un negocio subyacente – incluso a título gratuito-.

2) Quienes litigan en el juicio cambiario no son terceros cambiarios que pueden ampararse en los efectos taumatúrgicos de la circulación cambiaria de buena fe y a título oneroso, de tal forma que se superponen, por un lado la condición de partes o sucesores de las mismas en el contrato subyacente -es decir no adquieren los derechos derivados del título, sino los del que tuviere, si tenía, el cedente-, y, por otro, la de acreedor y obligado cambiario”.

Además el deudor podrá oponerse al pago del pagaré con los siguientes motivos:

  • La inexistencia o falta de validez de su propia declaración cambiaria, incluida la falsedad de la firma.
  • La falta de legitimación del tenedor o de las formalidades necesarias de la letra de cambio, conforme a lo dispuesto en la Ley Cambiarria.
  • La extinción del crédito cambiario cuyo cumplimiento se exige al demandado. Es decir, que ya se ha pagado.

Dale a me gusta o comparte este post si te ha servido de ayuda o déjanos un comentario con cualquier duda que te haya surgido.

Por | 2017-09-15T09:41:44+00:00 octubre 4th, 2016|Empresa|0 Comentarios

Comentar