¿Cómo se valora la declaración de la víctima de violencia de género?

En una reciente sentencia el Tribunal Supremo ha reflexionado sobre las críticas a la credibilidad de la víctima en ciertos supuestos de violencia de género que se suelen alegar normalmente por las defensas.

1.- Tardanza de la víctima en poner la denuncia.

El Tribunal Supremo considera que esta reacción es habitual en las víctimas de violencia de género al ser reacias, en principio, a denunciar por las razones múltiples que existen acerca de no saber qué va a ocurrir con ellas, la reacción posterior del agresor acerca de si puede ser peor para ellas la denuncia que el silencio, si no tienen medios económicos si van a poder subsistir, etc.

Y por ello no se les puede volver en su contra cuando tardan en denunciar, porque hasta se sienten estigmatizadas por hacerlo, y, en muchos casos, hasta culpables, cuando son víctimas, no culpables. Todo ello, las convierte en más víctimas aún, porque lo son del agresor que es su propia pareja, y lo son, también, del propio sistema en quien, en muchas ocasiones, no confían si no tienen la seguridad de que denunciar va a ser algo positivo para ellas y no algo negativo.

En este estado de cosas deben ser personas de su entorno, o familiares, quienes, al fin, les convenzan de que denuncien para acabar de una vez con el sufrimiento que están viviendo y que rompan con el maltrato. Por ello, en los casos de violencia de género, el retraso en la presentación de la denuncia no es causa o motivo que permita hacer dudar de la realidad de los hechos que son objeto de la denuncia.

2.- Resentimiento de la víctima.

El Supremo entiende que en las relaciones de pareja cuando ha habido serios problemas entre ellos es obvio que la relación que mantengan no sea buena, y más aún cuando ha habido malos tratos. Pero ello no tiene por qué suponer que la declaración de la víctima no sea creíble aunque el resentimiento exista, pues como ya se dijo, es lo normal por la existencia de un maltrato.

Si te ha parecido interesante compártelo ya que puede ayudar a quien menos te lo esperes.

Por | 2019-04-12T13:05:09+00:00 abril 12th, 2019|Penal, Violencia de género|0 Comentarios

Comentar