“Todo Para Ti, Todo”.

En 1.918, el Tribunal Supremo declaró como testamento válido y eficaz esta carta de novios en la que se decía: «Peñafiel a 24 de octubre de 1915. Pacicos de mi vida, en esta mi primera carta de novios va mi testamento, todo para ti, para que me quieras siempre y no dudes del cariño de tu Matilde».

Hoy, de nuevo, la Sala de lo Civil ha declarado válida  una nota escrita nueve años despues del testamento en la que una mujer legaba un piso a otra mujer.

El 6 de mayo de 2002 escribió una nota en la que manifestaba su voluntad de dejar uno de sus pisos a otra mujer, ” por el tiempo que lleva conmigo, tan atenta y cariñosa”.

El testamento ológrafo es el escrito y firmado por el testador en el que no interviene, en ninguna de sus fases de otorgamiento, un Notario, ni tampoco precisa la asistencia de testigos. Es decir, es un trozo de papel en el que una persona escribe sus últimas voluntades y luego lo firma.

Este tipo de testamentos son muy sonados, ya que se suelen confeccionar en secreto y hacen que su descubrimiento a la muerte del testador suponga una sorpresa pues ahora en un papel se dice que todo lo dispuesto en un testamento no es válido o ha cambiado la herencia. Por lo tanto, son el testamento ideal si queremos dar con nuestra muerte un giro melodramático a los acontecimientos.

“A mi chica… Dejó mi piso donde avito (sic)” y “dejo a Benilde P. dos millones de pesetas”. Testamento ológrafo declarado válido por el TS en 1996

Sin embargo, jurídicamente no son muy recomendables. El primer motivo es que al ser realizados en secreto, puede darse la paradoja de que nunca se encuentren y por lo tanto nunca se apliquen las últimas voluntades del testador. Cosa que no pasa con los testamentos otorgados ante Notario pues quedan inscritos en el Registro de Últimas Voluntades.

Tampoco son recomendables por el problema que pueda suponer saber si son auténticos o si su contenido ha sido manipulado. Pues no en vano la Ley Cornelia (81 a.C.), la ley romana que castigaba la falsificación, empezó por la falsificación de testamentos.

Además de que en muchas ocasiones estos testamentos ven como sus disposiciones son declaradas nulas por ser contrarias a derecho pues quien las realiza no ha contado con las asistencia de un profesional del derecho.

Por todo esto, desde este despacho de abogados se aconseja siempre realizar un testamento ante Notario y con la asistencia de un Letrado, lo que garantizará que es la voluntad del testador lo que recoge el testamento.

Por | 2017-12-20T13:26:58+00:00 diciembre 3rd, 2014|Herencias|0 Comentarios

Comentar